Coca de aceite y anís

Es una coca muy sencilla, se diferencia de la típica esponjosa y gruesa porque su textura es, aunque tierna, más compacta. Es también más finita, de un centímetro y medio aproximadamente. Es excelente para una merienda como para servir en finas tiras ( 2cm de ancho aprox.) junto al café o té.

La receta original es del blog Cocinando con Kisa, yo la he adaptado. Las principales diferencias son que yo hago la masa en la panificadora, después la estiro con un rodillo (dejándola con una altura de un centímetro) y la horneo en un horno convencional.

Ingredientes: 

– 50 ml leche tibia ( 10-20 segundos a 800W en el microondas )
– 50 ml agua tibia
– 25gr aceite de oliva
– 10 gr levadura fresca
-10 gr azúcar
– una cucharadita de sal

Preparación:  

1.- Poner todos los ingredientes en la panificadora. En primer lugar los sólidos (harina, azúcar y sal) , a continuación se riega con el agua y el aceite. Finalmente, se disuelve la levadura en la leche tibia y se añade también. Programamos para que amase y fermente, en mi caso, el programa dura 1’30 h. Pero bastará con que amase y se deje reposar una hora. En caso de no tener panificadora, poner en un bol grande los sólidos y hacer un hueco en el centro, donde agregaremos los líquidos y amasaremos hasta obtener una masa consistente, que se despegue de las paredes del recipiente. Entonces, taparemos el recipiente ( engrasandolo con aceite o espolvoreando harina para evitar que se pegue) y lo dejaremos reposar una hora.

2.- Una vez haya doblado su volumen, procederemos a enharinar una superficie (mármol, preferiblemente frío para evitar que se pegue) y empezaremos a estirar la masa, dándole forma ovalada.

3.- Colocaremos la coca en la bandeja de horno sobre un papel anti adherente . A continuación, con las yemas de los dedos vamos haciendo varios agujeros.  (Imagen )

4.- Pincelamos con aceite de oliva. Precalentamos el horno a 180ºC. Dejamos reposar la masa media hora.

5.- Humedecemos azúcar blanco con un chorro de anís, lo disponemos sobre la coca y vamos extendiéndolo con el pincel, poniendo un extra (una cucharadita) de la mezcla en los huecos.

6.- Horneamos unos 10-15 minutos, hasta que esté dorada.