Pan casero II: Pan de molde

Pan de molde casero

Una vez lo probéis, no habrá marcha atrás… ya no querréis otro pan para vuestras tostadas que no sea este…no os dejará igual esta receta, os lo aseguro. Es bastante sencilla, más aún teniendo en cuenta que sale un pan casi de kilo que puede durar hasta una semana (¡ si es que no cae antes!) .

La miga de este pan es bastante espesa, pero sin llegar a ser una masa compacta y dura, pues si se deja levar bien queda muy tierno y esponjoso. La corteza es fina, ligeramente tostada, y tiene sabor a pan… a diferencia de la del pan de molde industrial, que parece un desagradable envoltorio.

En resumen, los desayunos serán de diez. Unn buen café, un zumo de naranja recién exprimido, el pan de molde ligeramente tostado y una mermelada casera… ¡no hay nada mejor para empezar el día!

IMG_0748

¡Manos a la masa!

Ingredientes:
-200ml agua tibia (30 seg a 800W en el micro son suficiente)
-200ml leche tibia
-3 cucharaditas(de café) de miel
-2 cucharaditas de sal
-25 gr aceite de oliva
-660 harina de fuerza
-1 sobre levadura de panadero

Preparación con panificadora:
1.- Poner los ingredientes en el orden indicado en la cubeta de la panificadora.
2.- Seleccionar un programa de amasado o amasado con levado (1.30h en total, incluye amasar y dejar reposar una hora)
3.- Sacar de la cubeta y sobre una superficie enharinada verter la masa.
4.- Estirarla con un rodillo, de forma que obtengamos un rectángulo del ancho del molde. Debe tener un grueso de uno o dos cm.
5.- Enrollar y colocar en el molde, que debe estar forrado con papel vegetal (antiadherente).
6.- Tapar con un trapo y dejar que doble el volumen. (1h en invierno, 35 min en verano…es orientativo).
7.- Precalentar el horno a 220º, sin ventilador, con calor arriba y abajo.
8.- Hornear a 200º unos 15/18 min, hasta que esté dorado.
9.- Desmoldar con cuidado y dejarlo enfriar sobre una rejilla con un trapo húmedo por encima para que la corteza quede tierna.

Consejos y suggerencias:

– Conservar el pan en nevera, en una bolsa hermética, pues a partir del segundo día en días de calor empieza a estropearse. En invierno dura más días fuera.

– Las primeras veces, pinchar el pan con un punzón ( el de los bizcochos) si no tenéis claro que esté hecho. Debe salir limpio.

– Para aquellos que quieran hacer la versión integral deben usar 160gr de harina intergal (espelta, centeno, …) y 500gr de la de fuerza. Si les gusta más espeso, poner más harina integral y menos de la de fuerza, es cuestión de gustos.

– Se le pueden añadir semillas, un buen sistema es mezclarlas con la harina en el momento de incorporarla a la masa.

– Si no tienes amasadora puedes hacerlo a mano, haciendo un volcán con la harina y añadiendo los ingradientes. Otra opción es hacerlo en un bol y cuando tenga la suficiente consistencia traspasarlo a una superficie donde amasarlo.